Tijuana Eventos

Mié07262017

Última actualización05:50:43

Ciudad monstruo Vs La utopía mexicana Correo electrónico
Escrito por Isabel Delgadillo, Jueves 21 de Julio de 2016 10:23   

 

El despertar de las mujeres vampiro Teatro Tijuana Hace Teatro

Foto por: Miguel Franco Martín

En este lugar imperan vampiresas, vedettes, espectros, zombies y villanos. Pero no sólo eso. La corrupción reina en una ciudad, cuyo apelativo es el de “monstruo.” Nombre acertado para una realidad jodida como la nuestra. Una realidad, de la cual debemos burlarnos. En circunstancias tan caóticas, ya ni chillar es bueno. ¿Para qué llorar? Mejor nos reímos y buscamos un héroe. Alguien que refleje todo lo bueno. Que exprese la utopía mexicana en su discurso cotidiano. Necesitamos a Mascara Inmortal.

 

 

El día anunciado llego. El pasado martes, encontramos a nuestro héroe. Lo encontramos luchando contra el mismo, en el teatro del CECUT. Un recinto que se transformó en una metáfora monstruosa de nuestro país. Una palestra en donde los personajes de la obra, tenían algo en común: La esperanza. Ese es el tópico de la historia, no importando que se quiera obtener, a quién se quiera destruir o a quién se quiera salvar. El auditorio lo sabe. Por eso ríen. Por eso y por el simpático Chevrolet 57 que todos esperaban ver. Sobre todo yo.

Pero no todo es decadencia y obscuridad. Estos matices se contrastaron con música, luces de neón y bastante sentido del humor. El público estallaba en risas. Sobre todos los niños. Ellos eran los que más ponían atención. Bueno, es que no tenían un Ipod o Iphone que iluminará sus rostros, y que entorpecieran a los actores con el flash de las cámaras.  Esto fue mínimo. Tan parvo como la falta de sinergia entre el sonido, el audio y la iluminación. Pero así es el teatro. Lleno de improvistos que se deben sacar adelante, pues el show siempre debe continuar y el equipo de THT lo sabe. De hecho, lo lograron.

Esta es una obra escrita por la dramaturga Maribel Carrasco. En ella nos cuentan la historia de un grupo de mujeres vampiro, que buscan su satisfacción a través de la sangre. Sangre que necesitan para ser inmortales. Todo esto es impulsado por su miedo a la decadencia física. Pero eso no es todo. Ellas no pueden beber cualquier tipo de sangre. Requirieren la sangre de uno de esos enmascarados, ávidos de justicia.  En pocas palabras, la presencia femenina se idealiza a la mexicana. En forma de Femme Fatal.

 

La verdad puede ser divertida. El último acto lo demuestra. El teatro debe ser interactivo. Siempre se agradece cuando los personajes involucran al espectador. Como dice la canción “La arena estaba de bote en bote. La gente loca de la emoción.” Así se encontraba el público, enloquecido. Todos apoyaban a Mascara inmortal y unos pocos (Incluyéndome) al Camay. El tradicional arte del pancracio, renacía con cada vitoreo, con cada abucheo. Hasta parecía domingo.

“El despertar de las mujeres vampiro”, dirigida por Jesús Quintero, brinda un merecido homenaje a todos los clásicos del cine de terror, pero sobre todo a la lucha libre. Un arte en donde no existen las medias tintas. O se es bueno o malo. He ahí el encanto, el ensueño nacional. Buscamos villanos y héroes, para darnos cuenta de que ambos están dentro de nosotros. Nosotros somos nuestro peor enemigo.


Share:Facebook!

Última actualización el Viernes 22 de Julio de 2016 08:32
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos