Tijuana Eventos

Dom04222018

Última actualización09:38:55

Come fly away el musical de Broadway Correo electrónico
Escrito por Nicté Trujillo, Jueves 10 de Noviembre de 2011 21:44   

Come Fly Away el musical En un teatro lleno, donde se respiraba romanticismo y nostalgia, comienza puntualmente la obra “Come fly away” en la que la música interpretada por Frank Sinatra inunda de energía cada rincón del San Diego Civic Theatre.

Se apagan las luces y en plena oscuridad, nos da la bienvenida la voz limpia y profunda del gran Frank Sinatra. En el escenario aún no se alcanza a ver a los bailarines que deleitarán al público cuando ya se siente la emoción de los espectadores que ovacionan al intérprete.

 

Una luz tenue aparece en el escenario y así comienza la historia de conquista de tres parejas muy distintas. Nos transportan a los cincuentas y seguimos a los protagonistas durante una noche de música, conquista y pasión. Guiados por la orquesta, el público disfruta de la historia de un joven mesero enamorado, que estando a cargo del bar una noche, se enamora inocentemente; aconsejado por sus comensales, con timidez comienza la conquista y con Sinatra de fondo, danza hasta ganarse el corazón de su enamorada.

Los ritmos se aceleran y encontramos en el escenario a una mujer apasionada, dividida entre dos amores que luchan por su atención. Con un vestido rojo entallado, se debate entre los comensales del bar, quienes con galantería y romanticismo buscan conquistarla, bailando al compás del piano y los instrumentos de viento.

Intercalando canciones como Lucky to be a lady, Witchcraft y Come fly away, entre otras, se  van escribiendo estas historias de romance a las que el público aplaude con cada vez más energía. Mientras se escribe la última historia, donde hay una gran pasión pero también un gran recelo, la sensualidad sale a flote en cada verso que Sinatra canta.

El público es cautivado por los movimientos y energía de los bailarines, que con gran entrega, interpretan coreografías complejas con gran fluidez; la orquesta y el cuerpo de baile trabajan al ritmo perfecto y la voz de Frank Sinatra escribe esta historia de amor para los espectadores.

Los protagonistas van cambiando de vestuarios, agregando a la historia aún más energía y pasión; los cuerpos se vuelven el lienzo para una obra impecable en la que el baile y las expresiones nos cuentan una historia romántica.

Al final se ilumina el escenario con la silueta de Frank Sinatra mientras los bailarines realizan las últimas y más complejas coreografías perfectamente y el público los ovaciona de pie durante sus últimos dos números; se siente en el teatro el romanticismo que la voz de Sinatra evoca y los bailarines representan.

Se cierra el telón con la canción de New York, New York y el público se emociona al escuchar que Frank Sinatra despide a los espectadores con un agradecimiento, desde la oscuridad del fondo del escenario, diciéndonos a todos buenas noches.

 

Fotos por: Nicté Trujillo


Share:Facebook!

Última actualización el Viernes 08 de Junio de 2012 23:55
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos