Tijuana Eventos

Dom11192017

Última actualización06:15:22

Cine y TV

¿Qué madres vi?

Made La Película

Este nuevo largometraje de Aronofsky, está lleno de interrogantes que no necesariamente desea uno descubrir. Lo que uno quiere es escapar de esa casa, de esa sala de cine y de ese hombre que dice preocuparse por su pareja, pero es imposible hacerlo. Algo nos mantiene a todos ahí, al mero estilo del Ángel exterminador de Buñuel. Uno permanece ahí, para cubrir los vacios de la historia, que da un concepto más acertado del amor, dar y dar hasta morir, para terminar de entenderla, así como las circunstancias que se presentan en estos tiempos de zozobra. Pero no. Uno no se va. Uno termina diciendo siempre lo mismo, en la vida y en la película: ¿Qué madres vi?


Mother, mejor conocido en Latinoamérica como Madre, es una película dirigida por Darren Aronofsky, si, gente, Requiem for a dream, Pi, fe en el caos, Black Swan, entre otras, que nos cuenta la historia de una pareja, interpretada por Jennifer Lawrence y Javier Bardem, que vive en una hermosa casa de campo, de la cual no pueden salir durante toda la película. Lo peor de todo es que por culpa de Ed Harris y Michell Pfeiffer, la casa se les empieza a llenar de gente, llevando no sólo a la desesperación a Verónica (Jennifer Lawrence), sino al incauto del espectador.

Sí, señores, esta semana fui a ver Madre. La vi el mero día del terremoto. Por eso recuerdo haber sentido más culpa que emoción, de estar en el cine, mientras miles de personas se encontraban en desagracia. Entre olor a palomitas, y las voces de la gente que lamentaba lo sucedido, yo pensaba en lo complicado que era seguir con la vida. No me importaba que fuera una cinta de Aronofsky. No esperaba nada y ese fue mi error. Debí de estar preparada para algo intenso, pues si bien no obtuve ninguna clase de confort, tampoco obtuve paz o algún poco de relajación. Su nuevo filme, Mother, me hizo pedazos. Gracias a él mi culpa se convirtió en una especie de castigo, pues toda esa desesperación, que ya traía antes de entrar a la sala, aumento de manera exponencial. Como siempre saco mis demonios. Y lo peor es que me encerró a mí y a todos los presentes con ellos.

El cine no siempre debe ser placentero. A veces los directores van más allá de una simple carcajada o de un suspiro. Lo vuelven tan didáctico, que uno se siente en sueño dentro de otro sueño. Parece tan lívido que se comienza a dudar de la cual es la realidad. Esa, la otra, aquella…Lo peor de todo es que no puedes elegir entre algunas de las dos, pues las dos son escabrosas, perturbadoras y angustiantes. Una realidad me mostraba a niñitos llorando, mientras eran enterrados por los edificios de una ciudad, y la otra, la que se suponía debía ser alentadora, no era mejor. Nunca será mejor una pareja atrapada en un momento de la vida, atrapada en una casa invadida por el caos.

Última actualización el Lunes 25 de Septiembre de 2017 07:54

El capitán calzoncillos: Tralalalaaaaaaaaaa

Captain Underpants ha llegado a México, para salvarnos de nuestras eternas crisis sociales, económicas y educativas. El capitán calzoncillos, su primera película épica, se estrenó ٌel pasado 10 de agosto en todas las salas del país. Llegó en ropa interior, muy al estilo de superman, a rescatar a todos los niños del aburrimiento y a recordarle a los adultos, como fue mi caso, lo triste que es vivir en amarguras innecesarias.

Está cinta, dirigida por David Soren, nos narra las aventuras y desventuras de Berto y Jorge, dos niños que comparten la pasión por crear comics. Uno escribe y el otro dibuja. El dúo perfecto que no sólo salva del hastió, y de una educación muy alejada del estilo Montessori, a sus compañeros, sino a ellos mismos, con cada una de sus ingeniosas bromas, que le dan vida a la tortuosa primaria Jerónimo Chumillas. Escuela en la que se encuentra un odioso director, que desconoce su capacidad para amar y para ser héroe.

Basado en los libros infantiles de David Pilkey, que vieron por primera vez la luz en 1994, el filme viene a rescatar el espacio infantil, que había sido hurtado por el humor negro, y en doble sentido, que varias películas, que supuestamente son para niños, manejan con tal de acaparar la taquilla. Algo que definitivamente no sucederá con este simpático filme, cuyos humor es tan inocente, que palabras como ¨popo¨, ¨pipi¨, ¨caca¨, ¨ano¨, etc., causan grandes ataques de risa a Berto, Jorge y, por supuesto, a todos los demás niños.

La imaginación y la creatividad son unos de los motivos, para ver este film. Película que, definitivamente, incita a los niños a ser positivos, a disfrutar de su infancia y a leer los libros que el buen Pilkey escribió, para recordarnos que las maravillas de esta vida se encuentran en la amistad, en los detalles simples, en las palabras graciosas, en las ideas, en el amor, en una carcajada y en el tralalalaaaaaaaaaaa de un héroe, que no sabía que era valiente y poderoso. Así como tú, mi único lector.

Última actualización el Viernes 18 de Agosto de 2017 17:28

We can be héroes: Transformers #1000000 A no, perdón, Transformers 5: The Last Knight

Ser un héroe no es sencillo. Y es que no es nada fácil, levantarse tempranito para ir a trabajar. Uno tiene que sacrificar las cobijas calientitas, para alimentar a la familia y para contribuir con el país. Pero no sólo eso. Lo difícil, lo realmente difícil, es hacer sacrificios en los actos cotidianos, los que parecen tan insignificantes. Sí, detalles chiquititos como dejar pasar a un peatón, ceder el asiento a alguien que en verdad lo necesite, cederle el asiento a los caballeros (Sí, chicas. Ya les toca sentarse.), hacer un alto, no dar mordidas, hacernos responsables de la situación en del país, alzar la voz, respetar al otro, respetarse a uno mismo, etc., son los que requieren de mucho valentía, para todos aquellos que luchan por ser heroes en su ciudad, en su país, en su mundo, sólo por un día, como dice nuestro amado Bowie.

Sólo se requiere de un momento de valor, y de una persona con buen corazón, para salvar al mundo, para ser héroes en tres, dos, un día o menos. Porque ¨sin sacrificios no hay victoria.¨ No por nada, en la nueva entrega de la saga Transformers, todos los personajes lo han perdido todo. Hasta la fe. Fe que deben recuperar a lo largo de toda la película, para cumplir con todos los ideales medievales, que caracterizan a los héroes, teniendo como única recompensa su regreso a casa.

Transformers 5: El último caballero, película dirigida Michael Bay, director conocido por películas como Armagedon (1998), Coyote ugly (200) y las tortugas ninjas (2014), nos muestra la encarnizada guerra entre humanos y humanoides de metal, reedefiniendo la historia original, esa en la que un adolescente ayuda a los nobles autobots, a luchar en contra de los terroríficos Decepticons, para recordarnos que ser héroe no sólo significa defender el lugar en el que se vive, sino también al respetar al otro.

La historia es muy simple. Los humanos andan por ahí cazando Transformers, cual ilegales, y Optimus, nuestro Mio Cid contemporaneo, no está para salvarnos. Pero descuiden, no estamos solos y nuestros hermanos Transformers tampoco. Tenemos a Cade Yeager (Mark Wahlberg, quien, hasta ayer, no sabía que era mi crush), a una brillante profesora de Oxford llamada Viviane Wembley (Laura Haddock), y a nuestro amado Dr. Lecter, bueno, no. a Sir Edmund Burton (Sir Anthony Hopkins), para salvarnos, para entender que la clave que nos hará avanzar hacia el futuro está en nuestro pasado.

No es casualidad que esa fórmula, que esa franquicia de entretenimiento (juguetes, series animadas, películas, cómic, videojuegos y demás), co-producida por Hasbro y Takara Tomy, haya sobre pasado las generaciones, haciendo que millones de niños de todo el mundo jueguen a ser buenos y valientes, sin importar la raza que se tenga. Pues recuerden: We can be héroes, just for one day.

Última actualización el Domingo 23 de Julio de 2017 18:14

El aro 3: El regreso del VHS

El Aro 3 El miedo es uno de los sentimientos más profundos del ser humano. De los principales, diría yo. Todo comienza con el miedo. Sin el miedo no existe la supervivencia. No importa que tanto se le huya a la vida, uno siempre se ve obligado a luchar contra ella. Contra esos monstruos que habitan en nuestro ser y que tratamos de matar con la compañía de los otros. Una batalla imposible, por supuesto. Uno siempre está analizándose, criticándose, martirizándose. Y todo esto resulta tan morboso y tan desesperante, que unos prefieren exaltar esas emociones cantando en la ducha; pintando una barda ajena; tocando en un solitario bar; esculpiendo con material reciclado; bailando desnudo en un dormitorio; escribiendo poemas en servilletas de restaurantes, para que el siguiente comensal se limpie la boca con ellas y filmando como la cotidianidad, y como algo casi extinto como una cinta de VHS,  nos puede llevar a la completa locura y después a la muerte.

 

Última actualización el Lunes 06 de Febrero de 2017 18:14

Leer más...

Los hacedores de puentes: 1era competencia internacional de cortometrajes Gastro Cinema Tijuana

Gastrocinema Tijuana 2016

El cine es un punto de encuentro del cansancio y del hastió cotidiano. Es un preámbulo para actividades amorosas y quizás suicidadas. Es misma cosa,  que crea todo un mecanismo de convivencia social. Una actividad tan intima como la lectura, como comer, coger e ir al baño. Es todo un ritual. Un ritual urbano en donde el espectador forma parte fundamental. Pero no sólo ellos. La magia no comienza al momento de ver una película. Todo inicia desde la primera idea, cuyos movimientos hacedores de la producción la materializan. Son ellos los que realizan los puentes, que conectan al mundo de los sueños con la realidad tangible. A partir de la imagen, empezamos a concebir nuestra realidad. He aquí la importancia del séptimo arte.

 

Última actualización el Miércoles 24 de Agosto de 2016 17:20

Leer más...

Enterate sobre los anuncios de TjEventos