Tijuana Eventos

Vie11242017

Última actualización06:15:22

El aro 3: El regreso del VHS Correo electrónico
Escrito por Isabel Delgadillo, Lunes 06 de Febrero de 2017 17:15   

El Aro 3 El miedo es uno de los sentimientos más profundos del ser humano. De los principales, diría yo. Todo comienza con el miedo. Sin el miedo no existe la supervivencia. No importa que tanto se le huya a la vida, uno siempre se ve obligado a luchar contra ella. Contra esos monstruos que habitan en nuestro ser y que tratamos de matar con la compañía de los otros. Una batalla imposible, por supuesto. Uno siempre está analizándose, criticándose, martirizándose. Y todo esto resulta tan morboso y tan desesperante, que unos prefieren exaltar esas emociones cantando en la ducha; pintando una barda ajena; tocando en un solitario bar; esculpiendo con material reciclado; bailando desnudo en un dormitorio; escribiendo poemas en servilletas de restaurantes, para que el siguiente comensal se limpie la boca con ellas y filmando como la cotidianidad, y como algo casi extinto como una cinta de VHS,  nos puede llevar a la completa locura y después a la muerte.

 

Y mientras el video cassette moría, también los personajes de la película del Aro. Como no recordar aquella escena de la pijamada, en donde uno se caga del miedo al imaginar la muerte de las bellas jovencitas. O como olvidar a Naomi Watts, luchando por su vida dentro del pozo. Todo eso me pone nostálgica. Me hace rememorar las video-regresadoras de carrito, mis 10 añitos de edad (¿ustedes cuantos tenían en el 2002?) y lo fascinante del género del terror. Pero no sólo eso. También guardo un minuto de silencio, por las desaparecidas cintas de video, que sólo regresan por un par de minutos en El aro 3, mientras Johny Galecki cava su tumba, pues todas las demás reproducciones, de ahí en adelante, serán, por supuesto, en una lapto.

 

El aro 3 es la primera cinta de terror que se estrena este año. Dirigida por F. Javier Gutiérrez y escrita por Jacob Aaron Estes y Akiva Goldsman, nos narra el regreso de Samara, y por un momento el del VHS, y como esta provoca que una chica vaya en busca de su candoroso novio, que al haber partido a la universidad, a estudiar biología, con grandes sueños y esperanzas de realizar el gran descubrimiento, ha visto la cinta maldita como parte de un experimento que realizan en dicho lugar.

Si creen que el inicio de la historia, tiene todo que ver con el gran descubrimiento del final, están equivocados. Muy pocas veces estuve al filo de la butaca o la expectativa de lo que sucedería. Más bien me concentré en la inutilidad del novio, de nuestra supuesta heroína. El aro 3 lejos lejos se encuentra del originario filme japonés o de la primera entrega de la cinta estadounidense. Es una película palomera, dominguera. Pero eso sí, es una que al terminar te hace querer ver todos los clásicos del terror. Por eso no puede ser completamente aburrida. El miedo nunca lo es. El miedo es poderoso. El aro 3 nos demuestra que sin miedo, es imposible valorar el amor por nosotros mismos y por los demás.


Share:Facebook!

Última actualización el Lunes 06 de Febrero de 2017 18:14
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos