Tijuana Eventos

Dom11192017

Última actualización06:15:22

Música

Sisster atrapa con su electro pop y onda positiva

Sisster music

Sisster es la creación musical de Viridiana Dimayuga, una chica de San Diego, California que desde que era una niña disfrutaba de la música y los instrumentos musicales gracias a la influencia de su papá.

Hoy Viri escribe y compone su propia música y con la ayuda de una guitarra y sintetizadores se acompaña para interpretar melodías dulces electro pop.

Leer más...

Entrevista con Slydigs de Inglaterra 2017


El rock británico no conoce fronteras y desde la invasión inglesa- de la década de los 60's hasta nuestros días-  este país no deja de exportar rock de calidad. Entre las bandas inglesas más fuertes en este momento se encuentra Slydigs, un cuarteto de chicos de Manchester que continuan con este legado.

Slydigs se formó en 2007 cuando su cantante principal,  Dean Fairhurst y  su guitarrista, Louis Menguy, se reunieron para hacer música juntos al salir de la secundaria.

Última actualización el Sábado 22 de Julio de 2017 19:04

Leer más...

Gifted

Siempre fui una estudiante regular. Mientras todos los niños sacaban diez o, si peor les iba, nueve, yo sacaba seis. A duras penas siete. Yo sufría mucho. Me frustraba porque veía que los demás niños entendían desde la primera, y yo, simplemente, me perdía en ese sonido, en peligro de extinción, por cierto, que hacia el señor afilador, al pasar por un lado de mi escuela.

Yo me sentía como en otro planeta, no comprendía el lenguaje de los profesores y, por alguna extraña razón, tampoco comprendía el de mis compañeros. Por eso nunca preguntaba nada. Me quedaba calladita, para verme más bonita e inteligente. Para no ser fusilada con los rudos comentarios de esa profesora que gritaba, para que los indeseables del salón comprendieran con una sola explicación, o para que las crueles burlas de los niños, no me persiguieran por todo el ciclo escolar.

Uno de esos tantos días de estrés, llegue a mi casa, me quite el uniforme, que me hacía parecer igual de lista que mis compañeros, pero que no me hacia aprender tan rápido como a ellos, y me tire en mi cama a llorar toda la tarde. Lloraba porque no entendía nada. Yo deseaba aprender, pero había llegado a mi conclusión: Era lerda.

La película dirigida por Marc Webb, Gifted, nos presenta, precisamente, seres diferentes. Seres que disfrutan de arreglar botes, de cocinar, de ser madre y padre, de ser mejor amigo, ser mejor amiga, de ser tío, amante casual, que aman el cálculo avanzado, que ven dibujos animados, que son creativos, o no, que han leído a descartes, o que no, o que prefieren la trascendencia en el mundo académico, en el mundo de las matemáticas, en el mundo, en toda la extensión de la palabra, a ser mamás.

Un don excepcional, película que se estrenara este próximo 14 de junio, nos cuenta la historia de la brillante Mary Adler (Mckenna Grace), que vive bajo la tutela de su tío Frank (Chris Evans), quien debe de luchar en la corte contra Evelyn, la abuela de la niña, (Linsay Dunca) por su custodia, para poder darle una vida normal, una vida plena,  a alguien que está destinada a una vida entre puro académico, debido a su gran diferencia: Su inteligencia.

Y es que Marc Webb también es muy diferente. Recordemos su debut en la pantalla grande con (500) Days of Summer, en donde sufrimos, por mero masoquismo, con Tom (eres un necio). Y como olvidar The Amazing Spider-Man, y The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro, en donde pudimos deleitarnos con Emma, la chida, Stone. Sin duda Webb es diferente y lo demuestra en cada uno de estos filmes que son, aparentemente, muy distintos, pero que si ponemos atención, nos damos cuenta de que esas películas, también abordan a personajes que rompen con los cánones sociales.

Gifted me hizo recordar mi infancia, por un tiempo frustrado, pues aunque yo no era una genio, como Mary, yo, al igual que ella, era muy inteligente a mi manera, y, además tenía el amor incondicional de mi familia. Y esa es junto la pieza clave de este filme: Amar sin pedir nada. y sin exigir nada, a las personas, dejándolas, simplemente, ser felices, sean como sean.

Poco tiempo después, cuando cambie de profesor, me di cuenta que era muy hábil en varias materias. Mis papás tenían razón: Yo no era una lerda, mi profesora era una incompetente. Yo, al igual que los otros niños, que todos los niños del mundo, también tenía un don. Un don que evidentemente requiere ser impulsado por una buena educación, sobre todo en un país tercermundista como el nuestro, pero que también necesita de amor familiar, y,  por dios santo, queridos profes, de vocación y paciencia.

Última actualización el Jueves 13 de Julio de 2017 17:34

Yo también fui víctima del síndrome de Estocolmo

No hay nada mejor en las películas de Disney, que esa invitación constante a disfrutar de las cosas sencillas. Es imposible ignorar esa filosofía, que incita a relajarnos con lo más vital, con unos gatos tocando jazz o con las diversas maravillas culinarias, descritas por un elegante candelabro, poseedor de chistosísimo, y caricaturesco, evidentemente, acento francés, al mero estilo de Broadway.
El encanto del filme, terminó por embelesarme. Me atrapó la dulzura, la amabilidad y la bondad de este grupo de objetos encantados, que luchan por no perder la poca humanidad que les queda, mientras nosotros agradecemos al cielo, la imposibilidad de que un hada se nos aparezca, para convertirnos en uno de ellos, sin saber que ya somos criaturas en aras de perder todo aquello que nos hace humanos.
La bella y la bestia es un remake (dirigido por Bill Codon), que nos narra la historia de Bella (Emma Watson), una curiosa e inteligente jovencita, que desea más de lo que tiene, que sueña con tener grandes aventuras, como las que a diario lee en sus historias, y sobre todo alguien con quien poder tener una charla amena, pues en su villa, al parecer, y aunque son humanos, han dejado la racionalidad a un lado. Es decir, son meras maquinas, que cumplen un su respectivo rol en la sociedad, pero sin la capacidad de disfrutarlo.
Lo sé. Han de estar pensando en que olvidé escribir lo más importante, pero no es así. Bella se enamora de una Bestia, que resulta ser un hermoso ser humano, pero, a decir verdad, esto es sólo un pretexto, para evidenciar los inconvenientes de ser único y especial, como dirían, burlonamente, por ahí, pero sobre todo, la crisis existencial que causa el trabajar, por diez años o más, en algo que no nos apasiona, como dar la hora, iluminar o servir el té. Es decir, ser una cosa y no poder sentir.
Y fue ese miedo inconsciente de ser cosificados, por el que dejé de escuchar la sinfonía de mandíbulas masticando, los llantos de bebé, los sorbidos a las bebidas y las divertidas observaciones, que mi acompañante no paraba de hacer. Hasta tuve que dejar de ver la película por un momento, para buscar las caras del resto de los concurrentes; y no porque me guste hacer eso en el cine, como la tímida de Amelie, sino por el asombro de que todos estuvieran callados.
Fue imposible para mí, y para el resto del auditorio, no aceptar, y no aplaudir, la invitación que Lumiere, (Ewan Mcgregor) nos hizo para cenar. Por eso no sólo Bella fue víctima del síndrome de Estocolmo, yo también lo fui, y les aseguro que ustedes también, pero no por la bella o la bestia, sino por Lumiere, Ding Dong y compañia, que simplemente quieren volver a su forma humana.

Última actualización el Sábado 18 de Marzo de 2017 21:49

Cuarteto de Nos pisa a Nuestra frontera por primera vez

Cuarteto de NOS en Tijuana 2017

La banda Uruguaya Cuarteto de Nos visita por primera vez Tijuana y llega con nueva producción bajo el brazo, Apocalipsis Zombie.

En este disco los chicos trabajaron con el productor argentino Gerardo Horacio “Cachorro” López quien ha trabajado con músicos de la talla de Caifanes, Andres Calamaro y Julieta Venegas.

Leer más...

Enterate sobre los anuncios de TjEventos